Festlino

Sand Vanegas

 

Reseña

 

Los gatos son como la música, esa que se disfruta al aire libre, que se siente viva. De los sonidos que producen con su cuerpo, emanan vibraciones que nos tranquilizan o que incluso pueden llegar a estremecernos; son mágicos. Una mística los rodea y nos perdemos en sus ojos como si de estos emanara un ritmo hipnotizante y primitivo.